Rodrigo Rey Rosa: Su arribo al canon de la Casa.

 

reseña

Autro: Santiago Estrada
el oficio  · abril 2016

Rodrigo Rey Rosa (Guatemala, 1958) es uno de los autores más destacados dentro de la literatura latinoamericana actual y, sin embargo, su obra padece la indiferencia en nuestro panorama literario. Como parte de la Semana de Autor, que cada año organiza la Casa de las Américas, por esta fecha, el autor y su prestigiosa obra fueron invitados a aterrizar en la capital habanera entre los días 18 y 20 de noviembre, para de esta manera entablar un fecundo diálogo y ofrecer el justo homenaje, a quien se ha desempeñado en el quehacer literario, de manera bastante activa, por más de dos décadas.

La obra del afamado novelista, con casi una veintena de títulos publicados, se inscribe mayormente en la vertiginosa y convulsa sociedad guatemalteca –sin desconocer las disímiles realidades que conforman el presente histórico-cultural latinoamericano–, indagando en los di versos costados de la violencia como foco delirante, y relieve naturalizado entre los sujetos de ese espacio sociopolítico. Así, las ficciones que construye Rey Rosa se enmarcan en el más crudo realismo, del cual se sirven para desplegar una crítica aguda al sistema de valores que afecta al hombre contemporáneo, y denunciar las falacias políticas que asolan, específicamente, al contexto de Guatemala. El autor, como parte de su testimonio, aseguró sentirse refugiado en las letras, que en su experiencia significan una vía de escape y resistencia a la violenta hegemonía que practica el poder en su país.

La tarde de la última jornada de encuentros, estuvo marcada por la presentación de la novela más reciente de Rey Rosa, El material humano (Casa de las Américas, 2015). El libro, conformado por varios géneros escriturales, deviene experimento literario que, en primera instancia, se deja leer como ficción, pero a ratos va cobrando insospechados matices de realidad en sus tanteos dentro del género testimonial. Luego, la novela acusa la continuidad de un tópico –la violencia– que en el autor implica un compromiso ético e intelectual, además de otra nueva obsesión que es la memoria individual e histórica, reconstruida desde el archivo en tanto entidad simbólica del poder racional.

2158892

 

Los desvelos de Rey Rosa colman una historia plagada de datos verídicos, que se entreteje desde esa fusión extraordinaria que producen la experiencia y el manejo de recursos ficcionales propios de la creación literaria. El material humano pareciera una novela destinada al desmontaje del ahora, al reconstruir desde la sospecha, la verdad histórica de un imaginario decadente, revolcado en los estertores de una época que prescinde de entusiasmos revolucionarios. Dicha apuesta redime, por su naturaleza, la voluntad cambiante y emancipadora del hombre frente a su desdichada circunstancia vital.

Por otro lado, valdría acotar las cercanías que revela tener el autor con ciertos escritores de la literatura cubana. Para Rey Rosa, autores como Guillermo Cabrera Infante (1929-2005) y Severo Sarduy (1937-1993), se ubican entre lo más relevante de la literatura continental en los últimos cuarenta años. El escritor guatemalteco, también confesó la admiración que le merece una tradición literaria pródiga en símbolos y mitologías creacionistas como la nuestra, y hasta aseguró seguir muy de cerca a algunos autores contemporáneos, como al reciente Premio Princesa de Asturias, Leonardo Padura.

Rey Rosa, además dejó sentir el júbilo que le causaba el estar de regreso en la isla, y ser acogido por intelectuales de estirpe cimera como el ensayista Roberto Fernández Retamar, quien presidió los encuentros con la nostalgia de haber visto crecer literaria e intelectualmente al autor que ahora los años se encargan de justipreciar.

 

Por otro lado, el también traductor y Premio Nacional de Literatura 2004 en su país, culminó la serie de encuentros con el estreno de un cortometraje performático que realizara hace un tiempo a propósito de un escándalo político que erosionó la situación gubernamental en Guatemala.

La Semana de Autor continúa siendo un espacio que propicia un acercamiento actualizado a las voces de mayor envergadura dentro de la literatura del continente. Esta vez, la aparición de una voz inédita, acaso demorada en nuestro contexto, distingue la voluntad de proseguir ensanchando el espectro literario de la comunidad lectora en nuestro país.

No solo porque sea Rodrigo Rey Rosa –junto a otros autores como Ricardo Piglia, Roberto Bolaño, Juan José Saer, Horacio Castellanos Moya, Jorge Volpi, Ignacio Padilla, César Aira, Rodrigo Fresán, Santiago Gamboa, Mario Bellatin, Diamela Eltit y Alejandro Zambra– uno de los autores latinoamericanos más conspicuos e influyentes en la actualidad literaria, sino también porque la edición de una novela contingente y problematizadora de la realidad y el sujeto latino, el poder político y el relato histórico, se echa en falta en nuestros anaqueles. Debemos agradecer a la gestión institucional de la Casa que da cabida a este tipo de ofrendas de un valor inapreciable.

reyrosa1

 

Aun No Comnetarios

Deje su Comentario

Su cuenta de email no sera publicado.

Usted debe de usar HTML tags y attributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by keepvid themefull earn money